El meteorito de Reliegos
El meteorito
RELIEGOS (LEÓN). 1947.Condrito L. 8,9 kilos.
Ramira Santa María acababa de vestirse, cuando escuchó lo que creía que era un avión. Pero fue sintiendo aquel estruendo cada vez más próximo, y se asomó a la ventana.
Cuando la abrió, una sucesión de explosiones y golpes le causaron tal susto que la emprendió a gritos.
Acababan de dar las 8,30 de la mañana del 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, pero aquello no fue broma. Ya en la calle descubrió a 5,5 metros de su casa un hoyo de 35 centímetros abierto por un meteorito.
Foto del meteorito: se observa la tonalidad oscura de la corteza de fusión producida por el rozamiento con la atmósfera terrestre  
   
 
Calle Real
Lugar donde cayó el meteorito, en la actualidad.

foto del meteorito original
 
     
Vista anterior y posterior del meteorito original, según fotografía de J.G. de Llarena. (Pertenecen al Museo Nacional de Ciencias Naturales). Pesaba unos 17 Kg.

Documentos interesantes:
Ver el documento

Primera noticia sobre el meteorito aparecida en el Boletín de la Real Soc. Española de Hª Natural de marzo-abril de 1948.

Ver el documento Primer estudio sobre el meteorito de Reliegos, publicado en el Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural con las primeras declaraciones de testigos, tamaño y peso que tenía, etc.
Ver el documento Dosier de prensa del año 1998 rememorando el evento (La Crónica 16 de León). (20,5 MB) En re-elaboración.No disponible aún.
Ver el documento

Dosier de prensa del año 2000 con motivo de la exposición itinerante del meteorito (Diario de León). (6,3 MB)

Ver el documento

Información sobre la Colección de Geología del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Ver el documento

Catálogo actualizado (2002) de la Colección de Meteoritos del Museo Nacional de Ciencias Naturales (25 KB). En él figura el de Reliegos como el mayor de su tipo, con un peso de 10,109 Kg. repartido en tres fragmentos.

Ver el documento Meteoritical Bulletin , donde están catalogados todos los meteoritos desde 1957 a Mayo de 2003.
Ver el documento Artículo publicado en la revista Geotimes en Septiembre de 1999 sobre el meteorito de Valencia, último autentificado en españa en los últimos 50 años (se desconoce fecha y lugar de caída).
Ver el documento Tesis doctoral inédita de Mª Jesús Muñoz Espadas sobre "Mineralogía, texturas y cosmoquímica de cóndrulos en condritas H4, H5, L5 y LL5", donde se estudian muestras, entre otras, del meteorito de Reliegos.(2003)
   

Los meteoritos son fragmentos rocosos que caen a la Tierra. La mayoría tienen su origen en choques entre asteroides, aunque otros son restos de partículas dejados por los cometas a su paso o incluso proceden de la Luna o Marte.
No tienen órbita como los asteroides y cometas y, al entrar en la atmósfera terrestre, debido a su velocidad y el roce con ésta, se ponen incandescentes siendo visibles a unos 100 km. de altura.
A unos 25 km. se volatilizan (meteoros, como las estrellas fugaces) pero otros alcanzan la superficie terrestre (meteoritos).
Los meteoritos tienen diversos tamaños y pueden dividirse principalmente
en tres grupos, según su composición:

1.Rocosos, que contienen silicatos y minerales provenientes del cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter.

2.Metálicos, constituidos por hierro y niquel (del núcleo de los asteroides).

3. Mixtos, que son metálicos con incrustaciones de olivino (de zonas cercanas al núcleo de los asteroides).

Los meteoritos más antiguos que se conocen pertenecen al primer grupo y se denominan condritas carbonáceas. Tienen más de 4.600 años y contienen restos de estrellas más antiguas que el Sol e incluso moléculas orgánicas (aminoácidos y ácidos nucleicos) que sugieren que la materia de la que proviene la vida estaba ya presente en el espacio en los inicios del Sistema Solar.
Otro tipo de meteoritos rocosos son las condritas ordinarias que representan la mayoría (73,5 %) de los meteoritos que alcanzan la Tierra y, a este tipo pertenece el meteorito de Reliegos.
Se cree que la colisión y unión de estos meteoritos primitivos, tras sufrir cambios fisico-químicos debidos a las altas presiones y temperaturas o a la desintegración radioactiva de sus componentes, pudieron dar origen a los planetas.
Las condritas ordinarias se clasifican a su vez en tipos, designados con una letra y un número, según su contenido de hierro. El meteorito de Reliegos es del tipo L5 pues contiene entre 5-10% de hierro (un 35 % de las condritas que caen a la Tierra son de tipo L).

Se denominan condritas porque estas rocas tienen unas pequeñas esferas milimétricas de silicatos llamadas cóndrulos.
A mediados de los 90 se calculaba que existían unos 4.000 meteoritos, aunque hoy día ese número se ha incrementado mucho debido a que se buscan en la Antártida y regiones polares, donde se conservan mejor y son más fáciles de distinguir entre el hielo y la nieve.
Meteorito Allende
Meteorito Allende (caído en Chihuahua, México) donde se observan los "cóndrulos".
Uno de los meteoritos más famosos es el que explosionó a 8 km. de altura sobre el río Tunguska, en Siberia, el 30 de Junio de 1908 que arrasó una extensión de 2.000 km2 . Su potencia equivalió a 2.000 bombas atómicas como la de Hirosima y su onda expansiva dio dos vueltas al mundo.
El Tunguska y sus efectos Según el registro mundial, los meteoritos han impactado sobre 53 casas, 8 coches,   7 personas, 1 depósito de agua, 1 buzón, 1 caballo, 1 perro y 1 vaca.

En España se han catalogado 34 meteoritos desde el Siglo XVI (de ellos, casi 20 desde el Siglo XVIII).
El meteorito de Reliegos pertenece a la litoteca del Museo de Ciencias Naturales y se han seleccionado muestras de él, junto con las de otras condritas ordinarias de distinto grado evolutivo (Cañellas, Olmedilla de Alarcón, Olivenza y Cangas de Onís), para su estudio por el Centro de Astrobiología (con la colaboración de la Universidad Complutense de Madrid).

Estos estudios permitirán valorar el efecto de la composición de la roca total y su historia evolutiva en los cóndrulos que aloja.

Díptico de la exposición Algunos de estos meteoritos formaron parte de la exposición "Meteoritos: mensajes alienígenas" llevada a cabo por el Museo de Ciencias Naturales entre 15 de Junio y 15 de Diciembre de 1998 en Madrid y que ha sido expuesta en otras ciudades españolas (Granada, Logroño...) y en la que se representaban los casos en España y el museo daba a conocer su colección de meteoritos, compuesto también por fragmentos de más de 200 piezas extranjeras.




Otros enlaces interesantes sobre el tema: